X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

LOS PROYECTOS DE COBRE DE LATINOAMÉRICA Y LA REVOLUCIÓN DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Entrevista exclusiva al Ing. Rubén Arratia Barrantes, experto en economía de minerales, y director de Investigaciones de la prestigiosa consultora en minería y energía Wood Mackenzie del Reino Unido, quien ofrecerá una conferencia magistral sobre los proyectos de cobre en Latinoamérica en la Cumbre Empresarial de PERUMIN 35 Convención Minera.

¿Cuál es el contexto internacional para el desarrollo de nuevos proyectos mineros? 

Es un nuevo escenario. No solo la minería, sino que todos los sectores de la economía del mundo se están adaptando a las nuevas exigencias del cambio climático. Como parte de esto, el globo vive hoy una revolución gigante de transición energética que implica desfasar, lo más urgente posible, los vehículos de combustión a gasolina (petróleo) por eléctricos y generar energía de cero emisiones de CO2 como la solar, eólica y otras. 

Ahora bien, sin el cobre, cobalto, níquel, litio y otros metales no podría llevarse a cabo esta revolución.  En ese sentido, el futuro de la demanda de cobre y otros se ve brillante. Bajo nuestro caso base de transición energética, hacia el 2040 se necesitarán desarrollar alrededor de 60 proyectos del tamaño de Quellaveco. 

Por otro lado, tan importante como producir cobre y otros metales es “la calidad de producción”. Esta debe impactar mínimamente el medio ambiente, debe ser socialmente responsable y las corporaciones deben tener políticas transparentes y sostenibles. Esto se conoce como exigencias de ESG por sus siglas en inglés. Sin estos requisitos será muy difícil que los shareholders financien un proyecto minero que requiere de billones de dólares.

¿Qué representa Latinoamérica  en términos de oferta global del cobre?

Esta región con una participación de casi el 45% de la producción global, es fundamental en la oferta actual de cobre. Sin embargo, la mayor producción está concentrada en dos países: Chile y Perú, que representan casi el 85% del total. 

Mirando a futuro Latinoamérica posee actualmente el 53% de todas las reservas cupríferas del mundo y el 50% de las reservas y recursos juntos. Esto, concentrado en Chile y Perú que equivalen a casi 80% de las reservas. Esto quiere decir que el rol futuro de la minería cuprífera de la región va a ser fundamental para sustentar la revolución de transición energética. 

Basado en sus reservas, por muchas décadas más Chile seguirá siendo el primer productor de cobre en el mundo y Perú le seguirá a cierta distancia. 

¿Qué países poseen la mayor cantidad de proyectos mineros?

Igualmente, Chile y Perú poseen la mayor cantidad de proyectos de cobre en el mundo. Chile tiene en cartera 23 proyectos y Perú 22. Entre ambos necesitarán atraer inversión cercana a los US$ 100,000 millones para producir cerca de 6 Mt/a de cobre. Pero como es obvio una cosa es tener reservas mineras y otra es convertirlas en riqueza tangible desarrollando los proyectos y ponerlos en operación. 

¿Qué países tienen la mayor probabilidad de desarrollar sus proyectos?

No es difícil saber que es lo que busca un inversionista o una corporación para desarrollar un proyecto, de cobre en este caso. Una iniciativa puede ser rentable, pero a esta rentabilidad se le compara con el portafolio que tiene la corporación en diferentes regiones del mundo y, si no pasa el análisis, el proyecto es postergado en su desarrollo. Obviamente dicha rentabilidad dependerá de la calidad del yacimiento, de la simplicidad de las leyes de un país, de la carga impositiva y la estabilidad legal, administrativa y tributaria que ofrece el país interesado en desarrollar sus proyectos.

¿Y cómo se ve a Perú y Chile en estos aspectos?

En términos de reservas, las leyes de Chile en promedio son 0.54%Cu y las de Perú 0.42%Cu y Chile tiene más de dos veces las reservas de Perú. Pero tal vez la principal ventaja que Chile ofrece u ofrecía hasta hace poco al sector minero mundial, es su estabilidad política y social y términos tributarios claros y estables que hicieron de Chile lo que hoy es: un país de clase media alta. Tal vez esta es la diferencia más fuerte cuando se compara con Perú. 

Por otro lado, Chile es un país minero maduro con solo seis proyectos greenfield pero con 17 brownfield que suman una cartera de US$ 61,000 millones con capacidad de ofertar/adicionar 3.66Mt/a de Cu, pero estos requieren bombear agua (desalinizada) del mar a las minas y esto llega a costar a veces algunos miles de millones de dólares. 

En cambio, Perú tiene 18 proyectos greenfield que podrían suplir 1.8Mt/a de cobre y muy pocos proyectos de brownfield. Esto último podría ser una oportunidad grande para Perú, dado que casi todas las minas operativas necesitan ampliar sus capacidades de tratamiento por la natural caída de sus leyes. La cartera total de Perú suma US$ 32,000 millones que podría adicionar 2.13Mt Cu, pero su ejecución es mucho más incierta que en Chile, dado que la mayoría de esos proyectos tienen ya por muchos años una oposición fuerte por parte de las comunidades y/o de los mismos gobiernos regionales o nacionales y, por otro lado, la mayor parte no son de clase mundial, por no decir que son marginales.

La ironía, sin embargo, es que ambos países necesitan desarrollar sus proyectos para reponer la caída de producción (ergo la caída de sus ingresos por impuestos). Para el 2040 la producción de Chile bajaría (ceteris paribus) en 2.5Mt Cu, mientras que la de Perú caería en 1.8Mt Cu. De todas maneras, el cobre que no se produzca en Chile o Perú tendrá que producirse en otros países mineros.

¿Qué precios necesitan estos proyectos para desarrollarse?

Esta es una muy buena pregunta que se puede responder analizando lo que en Wood Mackenzie llamamos “el precio de incentivo” que requiere un proyecto minero para salir al mercado. Este precio resume la geología, los costos de Capex y Opex. En el caso de Chile necesitan en promedio un precio de US$ 3.54/lb Cu y así generar una tasa de retorno de 12%. En Perú US$ 2.86/lb; en Argentina y Ecuador US$ 2.61/lb. Obviamente más allá de estos precios de incentivo, está el riesgo que los inversionistas estiman antes de invertir tiempo (20-25 años en sacar un proyecto) y millones de dólares en la etapa previa a la prefactibilidad y otro tanto en la etapa de construcción. 

Se puede tener proyectos atractivos económicamente rentables, pero si su perfil de riesgo país, riesgos sociales y/o comunales son altos, el inversionista buscara regiones de menor riesgo. En este sentido, Chile tiene la ventaja por saber cómo atraer inversión extranjera, aunque la sombra de una nueva Constitución y mayores regalías ha creado dudas en los inversionistas.

¿Y porque en Perú o Argentina los proyectos son más difíciles de desarrollarse?

El pasado ambiental y la falta de desarrollo de las regiones donde se hacía minería sigue siendo un pasivo en el imaginario popular y lamentablemente la mayoría de las comunidades no sabe cómo ha evolucionado o como se ha modernizado el sector minero, no solo en tecnología (de precisión y ciencia ficción), sino también en sus autoexigencias sociales y ambientales. 

Dada la débil institucionalidad de algunos países en Latinoamérica, tal vez convencer a las comunidades/regiones de los beneficios de la minería, sea el mayor desafío para el desarrollo de los proyectos mineros. Asimismo, los ajustes que exige el cambio climático serán la nueva frontera que la oferta de cobre de minas en la región deberá superar.

Artículos relacionados

Ya está en circulación la edición 542 de revista MINERÍA  

Seguir leyendo

Edición 133: IIMP 79 años, La Oroya, COP15 y diversidad e inclusión                                                       

Seguir leyendo

Un breve resumen sobre el viaje a Australia con la delegación peruana que participó en IMARC 2022

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra